Ha pasado un angel.-


el-angel

Siempre que pasa un angel, todo queda en silencio

Por eso nos miramos como queriendo ver en las miradas

de los otros, las plumas de sus alas, el aura de su pelo,

las llamaradas mismas de su espada de fuego.

Cuando ha pasado un angel sentimos como un frio en la espalda,

como una mano invisible con antorcha.

Apretamos los dientes esperando que suceda,

que alguien desnude su alma y diga inesperado lo que piensa.

Te perdí.-


potro

Te perdí entre los árboles mientras daba un paseo

Te perdí y eso que antes no había visto tu rostro,

Eras como esa luz que brillaba a lo lejos lo mismo

Que si un faro me llamase a su lado con un reflejo

Hipnótico. Era tarde de otoño, porque algunas

Choperas iban ya de amarillo y caían al suelo

Las hojas del castaño. Tuve el presentimiento

De que nunca jamás volvería a encontrarte.

Y quedaron grabados para siempre en mi mente

El color de tus ojos y ese bello envoltorio en el

Que ibas metida, parecido a la luna, en las noches

Temblantes en que todo parece que fuese a suceder.

Te perdí en un instante infinito y confuso,

como un potro salvaje que huyese desbocado

después de haber saltado, con cierta indiferencia,

hasta el último obstáculo.

 

 

 

 

A bocajarro.-


DISPAROS a bocajarro

Después de aquel disparo a bocajarro,

después de que sonaran lo dos tiros

y cayera mi cuerpo en el asfalto

sin que hubiera tirado del gatillo.

Toda mi vida paso delante de los ojos,

toda mi vida paso en aquel segundo

inesperado en que toqué la muerte

con mis manos, sin saber que lo ultimo

era desvivirme en un pasado innecesario.

Cuando la muerte llama es un desprecio

no salir a su paso con la frente bien alta.

Y yo salí a su paso a pecho descubierto.

Y ahora soy solo un muerto, otro de tantos.

Guardar

Solo una baja mas.-


refugges

Los muros y las vallas, los alambres de espinos,

las telas metálicas electrificadas.

cualquier cosa con tal de parar al nauseabundo.

Y el pobre refugiado huyendo de una guerra

que otros le han fabricado, se topa con los muros

con los hombres armados que aguardan tras la verja,

la sin razón del mundo repite sus esquemas,

nadie se salva, el pobre refugiado nació para ser baja.

Guardar

La Resaca.-


borrachos

 

Y cuando fue creciendo la mañana
nos quedó solamente nuestro asco
y una sed infinita, y la vergüenza
de nuestro propio aspecto de borrachos.
Carlos Alvarez

Sueñan los nadies con salir de pobres,
Eduardo Galeano

Nos bebíamos las noche de un suspiro,

era la forma de olvidarlo todo

o de acordarse mejor de algunas cosas,

tu tenías la costumbre extrañamente

solidaria de partir por el medio

todo lo que soñabas y nos dabas de lleno

con los ojos de Circe, (revuelto animalario)

que sujetaba el pardo atardecer

ante los ojos de todos lo borrachos.

Nuestra sed infinita, todo lo iba llenando.