Una hacienda en Lecrín.- (en busca del tiempo perdido)


una hacienda

Solo un pedazo

de tierra me valida

para seguir viviendo,

mis amigos murieron,

ya no tengo familia

mis hijos no nacieron

mi mujer me dejó.

Ese huerto en que cavo

imposibles cosechas

es el único sitio

en que puedo vivir


Lejos quedan lo años

entre flores marchitas

los pecados del alma

se alejaron sin mas.

Ahora muero en silencio

detrás de estas cortinas

en un sillón sentado

leyendo a Marcel Proust.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s