Promesas incumplidas.-


frente al mar

Solo es preciso amar para llevar
el mundo en el bolsillo
(Luis Rosales).

Tu espalda se juntaba con mi espalda
mientras mirábamos al mar allí sentados,
tu nunca te acordabas de que hay olas
que no salpican hasta que nos vamos.

Cada momento es un momento unico
aunque tus manos siempre sean tus manos
alli acodados cada uno en lo suyo
no sabiamos muy bien lo que pensabamos

Ahora como un reflejo de puro distanciado
mis ojos no se atreven a repintar tu cara
es como si se hubieran ya perdido
y ni tu, ni yo, ni nadie, los hallara

Amanece sin embargo en la Bahia
donde desde pequeño yo me figuraba
que el mar era un destino diferente
donde pudiera ser que me esperaras

Hoy ya borrado de la vida, ausente
de la promesas que entonces prometian,
voy dando tumbos por el Sur de siempre
pensando que tal vez aun tenga suerte
y te acabe encontrando cualquier dia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s