Refugiados.-


 

destierro

Al principio nadie sabia nada,

y esa ignorancia era casi hermosa,

pues reagrupaba el mundo en un suspiro

como un nombre indecible, o una sombra

 

Al principio soñábamos con cosas

que no estaban previstas, ni acordadas

eran sueños que solo reflejaban

nuestra necesidad de que el destino

no nos diera de lado en el futuro

 

Y no recuerdo bien si fue al principio

también, cuando llegaron

tantos malos augurios que dejaban

nuestros ojos abiertos y asombrados

nuestra boca rota y el destierro en ciernes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s