Mientras tanto.-


Desde  el compartimento de la aguja,

solo el reloj lo sabe, ha desertado

del tiempo el minutero. Mientras tanto

Los segundos aun siguen paso a paso

dando que hablar al resto de la caja,

pero nadie se atreve a decir nada.

El tiempo pasa, pero aumentan

las dudas sobre el reloj de acero

de la sala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s