Pecula.-


 

              Juventud divino tesoro¡…
Ruben Darío


Tu que eras el guardián. Depositaria

del último arrojo de mi alma embravecida

tu que habías de velar por el tesoro

de los mejores años de mi vida.

Has desfalcado el rédito,

-ponzoña miserable-

y con este abandono me suicidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s