Retorno hasta siempre.-


(A Julio Cortazar, por su relato
“Las Fases de Severo”) 

La cabeza deformada, la carne carcomida

Y la gente llorando entre la sala

el cuarto de Francisca y la cocina.

El reloj agolpándose vehemente

ante Don Mariano; el párroco del pueblo.

Alguna bienvenida de cumplido

y alguna despedida rigurosa.

El cuarto de Juanita sin la radio

no parece lo mismo, vos ya sabes,

Lo que el hábito te hace de las cosas.

Comentarios de siempre rutilantes

Dirigidos al padre y al esposo

De repente el silencio se aglutina,

Duerme la finadita entre las colchas

Y no llueve en la calle cosa extraña

cuando mascas tabaco en funerales

Frases que no recuerdan más que cosas

Y el dolor impregnándose en la tarde

La cera derretida se hace formas.

Luego afuera, vos ya sabes,

Un buen traguito de mate y a otra cosa.

(27-X-1979)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s