Por la espalda.-


Y si te vas a ir después de todo

Quiero que sepas que hubo noche y día

Y que pudo ser siempre de otro modo.

No se puede decir quien es el muerto

Sin haber sucumbido a las traiciones

Hemos quedado a pecho descubierto

En un intento de ocultar la vida,

Si solo hay un camino hacia el infierno

Ya no puedo encontrar una salida.

Soy claramente ese renglón torcido

En la página escrita de tus sueños,

Allá en donde aparezco, algo prohibido

se hace eco de todos los silencios

Hay señales que anuncian el fracaso

Como algo que parece ya innegable

Los ojos que me miran son extraños

Cuando intentan decirme que ya es tarde

No cogimos el toro por los cuernos

Y la luz nos llegó de madrugada,

Con la clara intención de sorprendernos

Por eso es que a pesar de lo que hicimos

No consigo acabar de comprenderlo

¿Por qué abrimos la puerta a lo prohibido?

¿Por qué fuimos dichosos sin quererlo?

Ahora a pesar de todo cuando miro

Se que he sido ruin como muy pocos,

Me he burlado de todo mi cerebro,

Me he engañado a mi mismo siendo otro.

En que lugar encontraré ahora el sitio

Donde reconocerme nuevamente,

Donde seguir el curso de las puñaladas

Aunque todas me lleguen por la espalda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s