Porque una visión a veces es un presentimiento.-


Y así, mientras el último cigarro

me hace toser con fuerza,

e igual que un exorcismo,

arrojar por los labios

monstruos y endriagos

que atormentan mi sed,

me veo forzado con premura

a llenar otro vaso

del mismo ron Cubano.

 

Y así, mientras con un último trago

me despido del día

siento que igual tus manos

han buscado la llave antes de irse,

como si ya hubieran previsto tu regreso.

humos3

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s